Con la llegada de la Primavera comienzan a darse los primeros síntomas de las clásicas alergias al polen o a determinadas plantas. Estas alergias pueden presentarse a cualquier edad independientemente de que se hayan dado anteriormente o no. Hoy en Espartinas Geriátrico queremos disipar algunas dudas que habitualmente surgen en referencia a estos aspectos.

Como ya hemos mencionado estos cuadros de alergia pueden presentarse a cualquier edad, pero con el hándicap de que a edades más avanzadas el deterioro de piel y ojos hace que estos sean más sensibles a este tipo de molestias. Además, en residencias de mayores es muy común disponer de zonas ajardinadas, lo que dificulta esta situación.


 

Preguntas frecuentes

Dada nuestra amplia experiencia en el cuidado y calidad de vida de personas mayores hemos querido aprovechar la llegada de la Primavera para ofreceros las respuestas a las preguntas que habitualmente nos hacéis llegar por estas fechas en relación con vuestros seres queridos.

¿Las personas mayores sufren alergias estacionales?

Alergias estacionales como la rinitis o la fiebre del heno pueden afectar a personas mayores al igual que a personas de mediana edad e incluso jóvenes. Estornudos, congestión nasal o rinorrea acuosa son algunos de los síntomas que delatan que una persona pueda estar padeciendo algunas de estas alergias.

¿Pueden tener alergias aún sin tener precendetes?

Cualquier persona puede sufrir cualquier tipo de alergia en cualquier momento. En un anciano es indiferente que a lo largo de su vida no aparezca ninguna alergia en el historial médico, nunca debe darse por descartada. Por ejemplo, en ocasiones muchos de nosotros somos los únicos seres de la familia que no somos alérgicos a alguna cosa, lo cual no quiere decir que en u futuro esta alergia se manifieste.

¿Los mayores sufren los mismos síntomas que los jóvenes?

No sólo padecen los mismos síntomas sino que éstos se agravan por factores como la sequedad de la piel, el haber sido una persona fumadora durante el resto de su vida e incluso si los problemas se presentan en los ojos, verse agravados por la sequedad ocular que muchos ancianos padecen.

¿Existen zonas del cuerpo más propensas a sufrir síntomas de alergias estacionales?

En el caso de las personas mayores la alergia suele presentarse en un gran porcentaje de manera cutánea. Esto se debe a que la piel de estas personas es más frágil y delgada debido a la sequedad que la piel acumula con los años. Algo que puede además verse agravado si la persona en cuestión recibe un tratamiento a base de medicamenos que favorezcan estas circunstancias.

¿Qué tratamiento se puede seguir en estos casos?

Los tratamientos realmente son idénticos a los que recibiría una persona de otra edad. Obviamente prestando especial atención a la interacción del anciano con otros medicamentos que esté ingiriendo en tratamiento y muy especialmente si estamos hablando de medicamentos o antihelmínticos capaces de proporcionar efectos sedantes, que no son nada recomendados en estos casos.


 

4 consejos para prevenir cuadros de alergias

Como se suele decir en el clásico refranero más vale prevenir que curar y más cuando hablamos de personas cuya salud no es tan resistente, por ello desde Espartinas Geriátrico os recomendamos estas sencillas tareas que si bien llevamos a cabo en nuestro centro también podéis hacerlas en casa si convivís con vuestros seres queridos más mayores.

  • Ventilar la habitación. Algo que si realizamos en las primeras horas del día y por un periodo no superior a un cuarto de hora evitará que el polen se introduzca en la residencia o la vivienda.
  • Hidratación controlada. Posiblemente el órgano más delicado de una persona mayor en condiciones normales sea su piel. La sequedad de la misma propicia picores que agravarán el estado de ánimo e irritarán la zona afectada. Hidratar, lubricar y cuidar lo máximo la piel de nuestras personas mayores reducirá el riesgo de padecer estos picores.
  • Tejidos naturales. Por insignificante que parezca, el uso de prendas naturales de algodón o lino es un factor que favorece la prevención de alergias ya que estas telas permiten la transpiración de la piel.
  • Tipos de detergentes. No debemos lavar la ropa que esté en contacto directo con nuestra persona mayor con un detergente que no sea hipoalergénico.

Como veis son pequeñas acciones que no requieren apenas esfuerzo en su realización y que fomentan la calidad de vida de los mayores. Cuando se trata de nuestros mayores, y más cuando son seres queridos, queremos siempre lo mejor para ellos.

Ventilar habitaciones

Ventilar la habitación a primera hora es una práctica sencilla y efectiva.

Os animamos a todos no sólo a que las pongáis en marcha sino que nos escribáis comentándonos si conocéis otros consejos de prevención.